Unidad Capilar

Unidad Capilar

Si vemos que dejamos pelo en la almohada después de dormir, si se queda demasiado pelo en el cepillo después de peinarnos o si nos frotamos el cuero cabelludo y cae mucho pelo, es porque tenemos un problema de caída. 

También si vemos que clarean ciertas zonas donde el pelo es habitual, zonas como “las entradas” o en la parte posterior de la cabeza (la coronilla), o si sufrimos clareos en zonas menos habituales de la cabeza o incluso otras zonas del cuerpo donde el vello es habitual, igualmente debemos de empezar a tener en cuenta y ser conscientes de que tenemos un problema que deberíamos de abordar.

¿Qué es la alopecia?

La alopecia es una enfermedad capilar que produce la caída del pelo de cualquier zona de la superficie cutánea, sea de la forma que sea. Así, existen varios tipos de alopecias dependiendo de la causa o causas que la desencadenan: factores genéticos, autoinmunes, trastornos alimenticios, lesiones, estrés habitual u otras enfermedades y situaciones.  

Aunque el término más utilizado sea el de calvicie, refiriéndose a la alopecia de la cabeza (pérdida del cabello), la alopecia puede darse en zonas como:

  • Cabeza
  • Cejas
  • Pestañas
  • Barba
  • Axilas
  • Genitales

Si bien es cierto, que este problema es consultado principalmente con nuestros especialistas por la pérdida del cabello (zona de la cabeza), debido a que es una zona muy visual y objeto de preocupación importante de un porcentaje alto de personas con alopecia. 

Como ya hemos mencionado, existen varios tipos de alopecia y cada una de ellas presenta diferentes síntomas y características. De este modo, los grupos de riesgo (es decir, las personas que es posible que puedan padecer esta enfermedad) y el pronóstico que ésta tenga, variará según la tipología de alopecia.

En ocasiones, la alopecia se podrá resolver mejorando nuestros hábitos de vida o con la aplicación de tratamientos diversos y especializados, pero en otras ocasiones será un problema irreversible o que requiera de trasplante capilar.

Este problema médico afecta a personas en todas partes del mundo y está considerado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como una enfermedad.

¿Qué tipos de Alopecia existen?

La alopecia se clasifica en función del origen y manifestaciones que tiene. A continuación os hablamos sobre los 6 tipos de alopecia más habituales que existen: Androgénica, Difusa, Areata, Fibrosante, Cicatricial y Universal:

Alopecia Androgénica (o androgenética)

Es la forma de alopecia más habitual, también conocida como calvicie común. Supone una pérdida de pelo por factores genéticos (aunque también puede deberse a un desbalance hormonal) y es responsable del 95,3% de los casos de alopecia. 

Consiste en la pérdida continua de cabello hasta llegar, incluso, a desaparecer.

Afectando a un 50-60% de los hombres y a un 10% de las mujeres. Hasta hace unos años, el origen genético se le atribuía a la genética de la madre. Pero recientemente se ha demostrado que los genes no se heredan en proporciones exactas, así es impredecible determinar el origen genético con exactitud. Heredamos una combinación de diferentes familiares, una herencia poligénica. 

En mayor o menor medida, a partir de los 50 años se suele presentar este tipo de calvicie.

En el caso del factor hormonal, se produce un fenómeno en el que los andrógenos (hormonas masculinas) infieren o actúan sobre los folículos de cabello, que están predispuestos genéticamente a ser afectados, y esto hace que progresivamente se atrofie el pelo hasta su completa desaparición. Provocan una miniaturización progresiva del pelo hasta producir su atrofia completa y fibrosis. 

En caso de realizar un análisis con un sistema microscópico, se observa cómo el cabello sufre una alteración en la estructura de los folículos pilosos afectados, los cuales se muestran más cortos y estrechos.

Esta alopecia en hombres suele comenzar en la zona frontal. Y a partir de ahí, puede detenerse o continuar su expansión a zonas como “la coronilla” o toda la zona superior de la cabeza.

En las mujeres ocurre que la pérdida del pelo es más dispersa que en el hombre y no llega a perder todo el cabello. Por lo que no se producen efectos como por ejemplo el de las conocidas como “entradas”.

Diversos estudios han demostrado que la caída del cabello ocurre siguiendo un patrón que en los hombres se llama el patrón (o escala) de Hamilton-Norwood y en las mujeres, el patrón (o escala) de Ludwig. En base a estos patrones se han desarrollado escalas para clasificar la alopecia androgénica. 

Aunque esta alopecia afecta en su mayoría a hombres, también se desarrolla en mujeres. Para ambas situaciones, en Cisé disponemos de opciones de tratamiento especializado.

En Clínicas Cisé te explicaremos todas las soluciones personalizadas posibles para optimizar la evolución de tu alopecia.

Alopecia Difusa

Es la segunda mayor en cuanto a incidencia de alopecia en la población, afectando tanto a hombres como mujeres, aunque siendo más frecuente en mujeres. En la alopecia difusa se produce una pérdida de cabello constante y uniforme por toda la superficie del cuero cabelludo. Pese a no existir inflamación o irritación alguna. El pelo se vuelve débil, pierde densidad y disminuye. Aunque no llega a producir calvicie total. 

El pelo suele adquirir un aspecto lacio y sin vigor (produciendo una sensación de escasez).

Las causas que la provocan son variadas, se puede presentar de forma espontánea en embarazo, causas endocrinas como enfermedades tiroideas (hipertiroidismo o hipotiroidismo), por deficiencia de hierro, inadecuada alimentación, pérdidas importantes de peso, estrés, procesos febriles, enfermedades graves o por efecto de medicación. 

Es más frecuente durante la madurez (30 – 50 años).

En general, la alopecia difusa es autolimitada, transitoria y reversible. Tiene una duración de aproximadamente 6 meses. Aunque al finalizar, el individuo puede haber llegado a perder hasta el  50% del total de su cabello.

Tiene lugar entre 2 y 4 meses después del factor que la desencadenó.

Dentro de ésta tipología de alopecia debemos de mencionar el Efluvio Telógeno, una forma de alopecia difusa que afecta con frecuencia a las mujeres, aunque también puede darse en hombres.

El cansancio, ciertas enfermedades, cirugías, el estrés por la pérdida de un ser querido o hechos importantes y traumáticos en nuestra vida pueden desencadenar este tipo de alopecia. También ciertos fármacos, el proceso de embarazo, menopausia, la mala alimentación e incluso la toma de sustancias varias (tabaco y drogas).

Alopecia Areata
Alopecia Universal

Es una Alopecia Areata con un nivel más avanzado (se muestra de un modo más agresivo). En ésta, los anticuerpos del paciente “atacan” los folículos pilosos eliminándolos e impidiendo que pueda generarse cabello. Produce una pérdida rápida de todo el pelo que también puede darse en el resto del cuerpo.

Todavía no tiene una cura determinada y en los casos más graves puede llegar a producir calvicie total.

Alopecia Cicatricial

Este problema forma parte de aquellas alopecias que se producen por una cicatriz, un tejido cicatricial permanente sobre el que ya no puede nacer de nuevo pelo. Es decir, la caída o desaparición del cabello es irreversible por daño o malformación de los folículos pilosos. 

Es una alopecia poco común, producida por herida, y que se da por igual en hombres y mujeres.

Alopecia Fibrosante

Es un tipo de alopecia frontal y cicatricial, que afecta en mayor medida a mujeres que a hombres y que produce una caída definitiva del cabello. 

Aún se desconocen las causas exactas que la producen pero parecer ser que se debe a un proceso autoinmune de destrucción de los folículos pilosos. El organismo destruye los folículos y deja un clareo progresivo en la zona frontal de la cabeza. 

Afecta a la zona del inicio frontal y avanza progresivamente con el tiempo.

Es más común en mujeres que han superado la menopausia y, aunque su origen es todavía desconocido, sí se sabe que ciertos factores como el hipertiroidismo, el uso de cremas solares y cremas antiedad pueden aumentar las posibilidades de padecerla. 

No es grave a nivel de salud física o para el organismo pero sí puede dañar seriamente nuestra autoestima y estética

No tiene cura específica y, por ello, su detección precoz y el acceso a un tratamiento personalizado y certero pueden determinar su evolución.

¿Qué tipos de Alopecia existen?

Sin embargo, más allá de las tipologías más comunes, existen otros tipos de alopecias que pueden estar originadas por medicamentos, infecciones cutáneas, traumatismos, déficits nutricionales, ciertas enfermedades de la piel, factores genéticos u otras causas. Éstas son algunas otras tipologías de alopecias y/o clasificación de las mismas:

  • Alopecia localizada
  • Alopecia congénita
  • Alopecia traumática
  • Alopecia no cicatricial
  • Otras alopecias. 

¿Por qué se me cae el pelo?

En mujeres, predomina la caída como consecuencia del efluvio telógeno (es el tipo más común de las alopecias difusas), una alteración del ciclo de crecimiento del pelo que está vinculada a la menopausia, anemia y el estrés, entre otras razones. Produce una caída repentina de mucho cabello. Se debe de tratar pero es reversible

En hombres, la causa más común es la alopecia androgénica, que se vincula a la degradación fisiológica de la testosterona afectando directamente a la zona de la cabeza y que viene originado por factores genéticos principalmente, apareciendo ya durante la juventud.

Los motivos por los que el pelo se cae son muy diversos y multifactoriales, pero cabe destacar los siguientes:

  • Factores genéticos: La caída del pelo se hereda de nuestros antepasados: padre, madre, abuelos, e incluso de tus tíos. Es decir, la alopecia puede venir definida en nuestro genoma o puede ser consecuencia simplemente del envejecimiento de la persona.
  • Factores Hormonales: los cambios hormonales son constantes a lo largo de la vida del ser humano. Éstos pueden afectarnos de un modo positivo o de un modo negativo. En mujeres puede llegar a producirse caída excesiva del pelo en periodos de embarazo, parto, lactancia o menopausia
  • Hábitos de vida: cómo nos alimentamos, cómo cuidamos nuestro pelo día tras día o qué tratamientos y productos utilizamos, pueden afectar directamente a la caída del pelo. Por esta razón, llevar un tratamiento adecuado a lo largo de las diferentes etapas de la vida es interesante. El componente genético lo heredamos pero nuestros hábitos dependen en buena parte de nosotros mismos
  • Enfermedades: hay tratamientos de radioterapia y quimioterapia que debilitan el cabello y acaban produciendo alopecia. También otras enfermedades, como la diabetes y la anemia entre otras, pueden afectar directamente a la caída del pelo. O ciertas afecciones médicas como la tiña o la tricotilomanía (arrancarse uno mismo el pelo de forma compulsiva) pueden llegar a generar alopecia.  
  • Estrés: el estrés agudo también es un factor importante a tener en cuenta. Así la pérdida de un ser querido o un trauma por accidente, por ejemplos, son hechos que pueden generar, entre otras consecuencias, ciertos cuadros de alopecia. 
  • Uso de productos tóxicos: debemos tener en cuenta qué productos utilizamos para el cuidado de nuestro pelo. Así, igual que cuidamos los productos que consumimos, también debemos hacerlo con los productos de cuidado del cabello.
  • Tipo de peinado: habituarse a ciertos tipos de peinado en los que durante buena parte del día el pelo quede muy tirante, como coletas o trenzas, pueden acabar dañando y debilitando los folículos pilosos y generar caída del pelo.

Consecuencias de la caída del pelo

La caída del pelo de la cabeza (cuero cabelludo) es un problema médico que puede llegar a afectar de un modo severo psicológica y emocionalmente tanto a hombres como a mujeres. 

Es mucho más frecuente en varones y, quizás por ello, por lo habitual que puede llegar a ser, es más duro de sobrellevar para las mujeres, aunque presenten un grado de alopecia incluso menor que un hombre.

La alopecia genera problemas de autoestima e inseguridad en la persona.

¿Cuándo empezar a preocuparme por la caída del pelo de la cabeza?

Cuando la caída del cabello supere los 100 pelos diarios, ya podríamos estar hablando de alopecia incipiente. Y es que hay que tener en cuenta que todas las personas perdemos entre 50 y 90 cabellos cada día de un modo natural. 

De igual modo, si percibimos clareos localizados o repentinos debemos de acudir a un profesional con la máxima prontitud. No tanto por la gravedad del hecho sino por las mayores posibilidades de tratamiento.

Dale solución a tu problema con nuestro equipo de especialistas. Una detección precoz y un tratamiento personalizado mejorarán tu situación.

Qué me aconseja Cisé

Cuando una persona presenta problemas de alopecia, sufre consecuencias estéticas pero también es posible que hablemos de una pérdida irreversible del pelo. Por ello, debemos de abordar el problema con la mayor prontitud posible. 

En Clínicas Cisé contamos con profesionales bien cualificados y los tratamientos más efectivos que existen a nivel nacional e internacional para hacer frente a tu problema capilar. 

* Ninguna clínica altamente especializada en tratamiento capilar ofrecerá opciones más efectivas que las que podemos ofrecer en Clínicas Cisé. Y por ello, os invitamos a que comprobéis por internet o en consulta esta realidad.

Dicho lo anterior, aclaramos que en Clínicas Cisé actualmente no realizamos la operación de injerto de pelo.

Si bien, desde Cisé consideramos que lo más importante antes de tomar cualquier decisión es realizar un correcto diagnóstico del problema. Para ello, contamos con nuestra valoración gratuita con el especialista, quien siguiendo nuestros estudiados protocolos, determinará las causas, el tipo de alopecia (clasificación y diagnóstico) y, con ello, decidirá el tratamiento más adecuado para conseguir la solución más satisfactoria desde el primer momento.

¿Cómo te puede ayudar Cisé?

Desde Cisé te ofrecemos asesoramiento gratuito, sincero y personalizado. Para posteriormente valorar las mejores alternativas y decisiones.

En primer lugar, diagnosticaremos el problema y circunstancias, analizaremos tu alopecia, y a partir de ahí, disponemos de tres opciones de servicios bien diferenciados:

Stop Caída: Con este conjunto de tratamientos buscamos la prevención, mantenimiento (alargar lo máximo posible en el tiempo) y regeneración del pelo ante los posibles problemas de caída que tenga el paciente.

No para todo el mundo el injerto de pelo es la solución o la solución más idónea en el momento vital en el que se encuentra el paciente.

Además, en muchas ocasiones el injerto de pelo no es posible o necesario. Por suerte, existen ciertas opciones de tratamiento para las diversas tipologías de alopecia que existen.

Dentro de este servicio de Stop Caída diferenciamos entre dos programas, caracterizados por unos plazos de tratamiento distintos:

  • Revital Intensity: es nuestro tratamiento de alto impacto, donde buscamos una activación enérgica y efectiva de los folículos. Es un tratamiento intenso. Buscamos ayudarte desde el primer momento a resolver tus problemas de caída del pelo.
    El sistema es versátil y personalizado. Dependerá del tipo de alopecia que presente el paciente y los plazos que estimemos óptimos de aplicación.
  • CHP (Continuous Hair Program): el mantenimiento a largo plazo y cuidados continuos son claves para retener el máximo de tiempo posible (en muchas ocasiones para siempre) nuestro volumen de cabello.
  • Con el adecuado tratamiento y cogiendo la alopecia en la etapa conveniente podremos suavizar o incluso eliminar los efectos de esta caída en un grado muy satisfactorio para el paciente.

Tratamiento Pre-Cirugía (antes de realizarnos un injerto de pelo): cuando una persona se va a realizar un injerto de cabello los meses y semanas previos es muy interesante que estimule las células, circulación y activación de la zona. Ello hará que la zona esté más receptiva para la intervención y mejorará los resultados posteriores.

En muchas ocasiones las clínicas no hacen mención a este hecho (realizarse tratamientos pre cirugía), para que la operación no suba de precio y poder captar de este modo al paciente. Es una estrategia comercial pero no el mejor consejo para un paciente que se va a someter a un injerto de pelo. 

En otras ocasiones, como es el caso de toda la gente que viaja a otro país para realizarse la intervención, Turquía principalmente, las clínicas no hacen mención a este hecho por imposibilidad geográfica de realizarse estos tratamientos preparatorios.

Tratamiento Post-Cirugía (después de realizarnos el injerto de pelo): tras unas semanas posteriores a la realización de la intervención de injerto de pelo es muy beneficioso comenzar con un proceso combinado de tratamientos, muy poco invasivos, que facilitarán el adecuado resultado del paciente.

Y al igual que ocurre con los tratamientos Pre-Cirugía, como hemos comentado anteriormente, las clínicas en ocasiones no hacen mención a este hecho para no encarecer el precio de venta de la operación y asegurarse la captación del paciente. Si buscas un buen trato para tu cabello debes de saber que hay tratamientos que no son excesivamente costosos, son muy poco agresivos y harán que tu resultado final sea mucho mejor.

En otras ocasiones, las clínicas no aconsejan la intervención de profesionales distintos a los de su equipo. Lo cual es respetable aunque no se sustenta en un argumentario sólido. Los tratamientos Post-Cirugía de injerto de pelo más efectivos y recomendados son conocidos por todos los especialistas del sector. Y clínicas especializadas, como somos Clínicas Cisé, disponemos de toda la aparatología necesaria y la capacidad técnica para la correcta y exitosa realización de estos tratamientos.  

Asimismo, todas aquellas personas que se hayan realizado la intervención en el extranjero (Turquía, por ejemplo) deben de saber que éstos tratamientos son muy recomendables y, sin embargo, éstas clínicas no suelen hacer mención o no le suelen dar importancia, debido a que son conscientes de que el paciente español no puede estar viajando hasta allí únicamente para hacerse éste mantenimiento y tratamiento posterior a la intervención.

¿De qué tratamientos disponemos?

Además de aquellos necesarios para un correcto diagnóstico inicial del tipo de alopecia y circunstancias, en Clínicas Cisé contamos con las siguientes opciones de tratamiento:

  •  Sistema de Regeneración Capilar: un tratamiento a la vanguardia que permite inducir un conjunto de bioefectos que promocionan (favorecen) la función celular y la homeostasis del tejido dañado.
  • Mesoterapia Capilar Avanzada: tratamiento que rejuvenece el pelo, tanto el nativo como el trasplantado, y que es recomendable para cualquier perfil de paciente. Aplica principios activos que fortalecerán y engrosarán el cabello. Además de retrasar la posible atrofia de la unidad folicular.
  • Es posible que también empleemos sustancias inhibidoras de alta efectividad científicamente demostrada como el dutasteride.
  • Bioestimulación Capilar: terapia o tratamiento de medicina regenerativa que estimula el crecimiento capilar con elementos como los Factores de Crecimiento. Sumamos el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) a las opciones de tratamiento.
  • Tratamiento Farmacológico: Es parte fundamental en nuestro tratamiento. Hay ciertos medicamentos y suplementos de hormonas, como el minoxidil o finasteride, que ofrecen grandes mejoras en el cuero cabelludo.
  • Terapia Láser Anticaída: emplearemos el láser de baja frecuencia para estimular las células de las unidades foliculares y también aumentar la microcirculación sanguínea.
  • Control de Alimentación: nuestra amplitud de servicios nos permite regular, por nuestra especialista en nutrición, el plan de alimentación que sigue el paciente y que puede estar interfiriendo en el vigor y energía global de la persona. El cuerpo humano es complejo y nuestra buena nutrición tiene efecto y consecuencias directas a nivel biocelular.
  • *El precio y duración de los tratamientos es personalizado.
Damos respuesta personalizada a tus problemas de calvicie.

IMPORTANTE

¿Es el injerto de pelo la mejor solución?

  • El implante de pelo o microinjerto capilar es una técnica de trasplante de pelo que tiene varios beneficios y ofrece buenos resultados. Con el tiempo la técnica y tecnología ha mejorado mucho y los costes son cada vez más asequibles para cualquier persona. 

    El microinjerto es una gran solución para ciertos perfiles de pacientes. En ocasiones es la única solución con resultados satisfactorios.

    Sin embargo, al igual que existen opciones más saludables para definir nuestro cuerpo antes que pasar por quirófano y hacernos una liposucción, también puede darse que las clínicas te ofrezcan directamente la operación de injerto capilar cuando es posible que realizándote tratamientos específicos consigas resultados altamente satisfactorios y no necesites someterte a una operación de éste tipo o puedas retrasarla lo máximo posible en el tiempo. 

    Cuando te sometes a una operación de injerto de pelo tienes que tener en cuenta la edad que tienes y el proceso futuro de alopecia que puedes seguir experimentando.

    El pelo trasplantado no se caerá pero ¿y el resto? ¿Qué evolución tendrá en otras zonas?

    Un injerto de pelo no frena la caída de los otros cabellos. 

    Sé inteligente:

    En Cisé valoramos que el implante por problemas de alopecia debería de ser la última opción a la que recurramos para mejorar nuestra estética del cuero cabelludo. 

    El injerto de pelo es un servicio que no ofrecemos actualmente en Clínicas Cisé aunque es una solución que nos gusta y que sabemos que es muy interesante. Sin embargo, te invitamos a que reflexiones sobre si es la mejor opción para ti o si lo es en esta etapa de tu vida.

Tratamientos capilares

STOP CAÍDA

TRATAMIENTO PRE CIRUGÍA

TRATAMIENTO POST CIRUGÍA

¡Mejoremos tu Belleza y Salud!

Te contactaremos en breve para darte cita.